El amor no se busca

El amor no se busca. 
El amor no se espera. 
El amor no ha de llegar ‘un día’.
El amor no es un paseo a caballo.

No puedes manipular a nadie para conseguir su amor.

No puedes manipularte a ti mismo tampoco.
Si puedes ganar el amor, no es confiable.
Si puedes perder el amor, no es realmente amor.

El amor es aquí, ni se encuentra ni se pierde.
Sólo es aquí.

Cuanto más desesperadamente busques amor,
más comunicas al universo 
que no eres merecedor de él.

Tu trabajo no es buscar amor, 
sino serlo, 
Reconocerlo como tu esencia, 
sentir cómo imbuye tu propio ser, 
escuchar cómo se desliza desde tu inhalación, 
y cómo resplandece a través de tu exhalación.

Suspende la búsqueda.

El amor eres Tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *